Skip to content

20 Cosas para hacer en Cusco en tus vacaciones

¿Qué ver y hacer en Cusco? 20 cosas que no puedes perderte en tus vacaciones.

El Cusco ubicado a una altura de (3400 metros). Esta hermosa ciudad nos ofrece muchos atractivos turísticos, naturales y culturales.En este articulo te mostraremos una lista de 20 cosas que puedes hacer en Cusco. obviamente hay muchas màs, pero este es un muy buen punto de partida

Para hacer este recorrido necesitas de 3 dias, sin demasiada prisa, pero aprovechando al máximo las horas del día

A Cusco se le conocida como la capital histórica del Perú  y está declarada como tal en su constitución.

Su nombre Cuzco, Cusco (como lo llaman los peruanos) o Qosqo (sur del Quechua), el nombre ancestral que se le conocio probablemente en la epoca de la colonia.

Esta antigua capital del Imperio Inca  fue decorada por los españoles con palacios, plazas, iglesias, para convertirla actualmente en la principal ciudad turística del Perú. Tal cantidad de monumentos la ha llevado a ser conocida como la «Roma de América», y quizás por eso fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1983.

1. Plaza De Armas.

La Plaza de Armas de la ciudad es el corazón del Cusco. Un lugar lleno de restaurantes, tiendas, iglesias y edificios de la época de la conquista española.

En la antiguedad se sabe que este fue un pantano, y que fueron los Incas quienes lo secaron para convertirlo en el lugar principal de la capital del imperio Inca.

Visitar la plaza de día y de noche siempre tendrá un matiz magico, y ver la diferencia en los ambientes nocturnos y diurnos, además del encanto de ver los edificios iluminados en la oscuridad.

2. Catedral del Cusco.

Fue construida en la Plaza de Armas, y es el principal templo religioso de Cuzco.

Esta plaza fue construida con piedras traídas de Sacsayhuaman y tardó más de 100 años en construirse (entre 1560 y 1664).

Además de su impresionante arquitectura, vale la pena descubrir su interior.

3. Fortaleza Sacsayhuaman.

A dos kilómetros al norte de Cuzco se encuentra esta fortaleza incaica única en el mundo. Considerada la obra arquitectónica más grande de los Incas, fue construida durante su mayor apogeo entre los siglos XV y XVI.

El exterminio de los nobles incas se llevó no sólo sus vidas, sino también el conocimiento de cómo se construyó esta fortificación.

El lugar también tiene el atractivo de tener fabulosas vistas panorámicas de la naturaleza, e incluso de la ciudad de Cuzco.

4. Toma una cerveza cusqueña.

La cerveza por excelencia de la ciudad del Cusco comenzó su producción en 1909.

Una cerveza suave muy apropiada para el calor andino, que es un símbolo de la ciudad.

Puede probar cualquiera de sus tres variedades (Premium, Malta o Trigo), cada una con características y sabor diferentes.

5. Qorikancha y el Convento de Santo Domingo.

El Qorikancha, tambien conocido como el Templo de Oro (se dice que sus paredes estaban cubiertas con pan de oro), es la base sobre la que se construyó el convento de Santo Domingo. Anteriormente fue el centro religioso, político y geográfico de Cuzco.

El Convento de Santo Domingo está situado sobre el templo de Qorikancha. Juan Pizarro (hermano de Francisco Pizarro el gran conquistador) cedió la tierra a la orden religiosa.

Terminado en 1633, fue gravemente dañado por un terremoto en 1650, pero por casualidad la vida no causó ningún daño al antiguo templo Inca. Quién sabe si los dioses no se vengaron un poco.

Tiene un hermoso interior y un espectacular patio.

6. Mercado de San Pedro o Mercado Central.

El mayor centro de abastecimiento de la ciudad está en servicio desde 1925, siendo uno de los más antiguos de Cuzco.

La primera impresión es de desorden y caos. Pero una vez dentro, vemos que los puestos fijos están agrupados por género, y que sólo las cholitas o vendedores ambulantes son los que han creado un «mercado alternativo» a nivel del suelo, vendiendo sus productos artesanales.
En un mismo lugar se pueden encontrar carnes, verduras y artesanías variadas. Particularmente llamativa es la variedad de colores, que confiere a la atmósfera un aire muy exótico.

La seguridad es menor que en las zonas más turísticas de Cuzco, y es recomendable caminar con un poco más de atención.

7. Piedra de los 12 ángulos.

El bloque de piedra más famoso de la ciudad, es considerado Patrimonio Cultural de la Nación del Perú, y forma parte de la muralla del Palacio Arzobispal.

Esta piedra de diorita es una obra perfecta de 12 ángulos, que carece de asimetrías en sus juntas. Algo realmente complicado. Sorprendido.

8. Callejón Loreto.

El Callejón de Loreto, es famoso sobre todo, por albergar la piedra de los doce ángulos. Pero por sus propios méritos tiene el encanto de ser un lugar ideal para ver el contraste de las perfectas construcciones incaicas y españolas (que no tenían tanta calidad).

Nótese cómo las piedras incas están perfectamente incrustadas, con una separación mínima. Es una obra de arte.

9. Vea las otras iglesias de Cuzco.

Además de la Catedral del Cuzco, hay más sitios religiosos que vale la pena visitar por su encanto. Las iglesias más pequeñas y aisladas albergan pequeñas joyas, u otras de mayor tamaño nos impresionarán con su arquitectura.

Las iglesias de La Compañía de Jesús, La Merced o San Pedro pueden ser buenos ejemplos.

10. Cómete un sabroso Cuy.

El Cuy es uno de los platos típicos de la cocina peruana. El Cuy (cuy) se fríe y se presenta entero en el plato, acompañado de verduras, patatas, maíz, etc.

Es aconsejable no ver ninguna foto del animal antes de comerlo, ya que puede producir ternura e incapacidad de degustación.

Su sabor, por cierto, es como un…. pollo (no sé cuántos animales en este mundo pueden saber a pollo). sorprendido.

11. Tambomachay.

El sitio arqueológico de Tambomachay está ubicado a 8 kilómetros al noroeste de Cusco y a 1 kilómetro de Puca-Pucará.
Dedicado al culto al agua, también tuvo de utilidad para ser el lugar de descanso del jefe del Imperio Incaico.

Formado por canales, acueductos y cascadas, hay una cascada principal y dos secundarias, que son perfectamente iguales. Si ponemos dos cubos vacíos, uno en cada cascada secundaria, se llenan al mismo tiempo.

12. Puka Pukara.

Puka Pukara es una de las fortalezas creadas para la defensa de la ciudad de Cusco. Formada por murallas y terrazas, la conocida como «Fortaleza Roja» (por el color de sus piedras al atardecer) es un buen ejemplo de arquitectura militar inca.

13. Valle Sagrado de los Incas.

El mágico Valle Sagrado de los Incas es una mezcla de restos arqueológicos, pueblos indígenas y variados paisajes de montaña.
Dadas sus inmejorables condiciones para la agricultura, este valle también fue elegido por los colonizadores españoles, dejando una mezcla multicultural aún hoy visible.

Una de las zonas más tradicionales de los Andes peruanos, que ha integrado el turismo sin perder un ápice de su identidad.

14. Qenqo.

Qenqo está ubicado a 6 kilómetros de la ciudad del Cusco, en el Valle Sagrado de los Incas. Un laberinto de ruinas arqueológicas.

Su nombre fue dado por los españoles (muy exactamente) por las galerías entre las rocas y los canales que la componen.

Su propósito es un misterio, ya que podría haber servido como tumba, altar o tribunal. Lo que sí sabe es su gran importancia para los Incas.

15. Tome el tren a Machu Pichu.

Montar en este tren en el camino a las ruinas más famosas del Perú y quizás de toda Sudamérica, es una experiencia en sí misma.

Dos filas de dos plazas forman los vagones, que tienen la peculiaridad de tener varias ventanas panorámicas (incluidas en el techo) para poder disfrutar del paisaje mientras realizamos el recorrido. El camino es impresionante pasando por el río, cruzando pueblos y viendo las enormes montañas.

En nuestro caso el regreso fue muy tranquilo, pero el regreso fue más bien al estilo «Ryanair», con el espectáculo de ventas a bordo y las luces encendidas, haciendo imposible disfrutar de la oscuridad y la tranquilidad del paisaje…. Un pequeño precio a pagar.

16. Machu Pichu.

La «Montaña Vieja» se levanta imponente a 2490 metros sobre el nivel del mar.

La atracción turística número uno del Perú espera pacientemente cada día a los cientos de visitantes que tienen la suerte de disfrutarla.

Una obra maestra de ingeniería y arquitectura, enclavada en un entorno único, no hay nada parecido en el mundo.

Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1983, ha sido declarada una de las siete maravillas del mundo moderno.

Vale la pena subir en uno de los autobuses que hacen la subida desde Aguas Calientes hasta la «cima», en uno de los asientos de las ventanas de la derecha (absténgase de situarse en este lugar personas con vértigo o aprehensión por las alturas).

En el siguiente post tienes toda la información que necesitas para visitar Machu Picchu gratis, guiña el ojo.

17. Pisaq.

Uno de los sitios arqueológicos más impresionantes y hermosos del Valle Sagrado ubicado en la cordillera de Vilcabamba, Pisaq.

Aquí encontraremos vistas privilegiadas del Valle Sagrado, junto con ruinas arqueológicas incas, e increíbles terrazas que hacen que la gente parezca hormigas. Es un lugar que también nos permitirá conocer la gran inteligencia del pueblo inca, a la hora de salvar el gran inconveniente de cultivar las laderas de los cerros.

Junto con Ollantaytambo y Machu Pichu, uno de los mejores sitios en las cercanías de Cuzco.

Si quieres saber más sobre las Ruinas de Pisac, preparar la visita por tu cuenta, o saber todo lo que necesitas para disfrutarla al 100%, puedes hacerlo aquí: Ruinas de Pisac, el mirador del Valle Sagrado de los Incas.

18. Ollantaytambo.

Este sitio arqueológico esencial se encuentra a 90 kilómetros de la ciudad de Cusco.

Un ejemplo típico de la planificación urbana de los Incas, que eran genios a la hora de hacer sus calles y terrazas agrícolas.

Sus dimensiones y altura son sorprendentes. Sus docenas de pasos parecen llevarnos al mismo cielo. Una vez arriba podemos disfrutar de una vista privilegiada del Valle Sagrado y de la ciudad.

Esta zona también es famosa por ser uno de los puntos de partida del Camino Inca, en dirección a Machu Pichu.

Si quieres saber más sobre esta increíble visita, puedes hacerlo en esta entrada que hemos dedicado: «Ruinas de Ollantaytambo, parada antes de Machu Picchu».

19. Visita al pueblo de Chinchero y su mercado.

A una altitud de casi 3200 metros y a 28 kilómetros de Cuzco, se encuentra la llamada «Ciudad del Arco Iris».

Este pequeño pueblo está rodeado de enormes montañas nevadas, que no impidieron la llegada de los conquistadores españoles. A pesar de querer implantar su cultura nunca tuvo éxito, lo que ha hecho de Chinchero un ejemplo perfecto de ciudad Inca. Sus habitantes aún viven en los edificios incas, que se conservan casi intactos.

Vale la pena visitar uno de los días que se celebra el mercado (martes, jueves y sobre todo domingo). Los domingos la gente viene a las montañas vestida con su ropa tradicional, para comerciar con sus productos y poder ver (ya en desuso) cómo practican el trueque (es el intercambio de objetos, productos o servicios, en lugar de usar dinero).

Si quieres saber más sobre esta hermosa ciudad, puedes hacerlo en esta entrada que le dedicamos: «Pueblo de Chinchero en Perú. La tierra del arco iris».

20. Toma un Pisco.

Toma un Pisco, la bebida nacional del Perú. Es un brandy de uva, que se produce a partir de uva fermentada.
Su graduación es alta (varía entre 38° y 48°, teniendo generalmente 42°).

Tu resaca es como todas las resacas, así que te «aconsejan» que traigas algún producto farmacéutico para el día siguiente.

El pisco sour es el cóctel más famoso hecho con esta bebida. Formado por pisco y jugo de limón. Abstenerse de personas con acidez de estómago.

[relacionados]
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on google
Google+
Share on whatsapp
WhatsApp

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te ayudamos a planear tus vacaciones

En Andean Peru Treks contamos con especialistas para brindarte la asistencia que necesitas para planear tu próximo viaje a Perù